Se tratan aquellos aspectos que se refieren al mejor modo de gestionar y organizar los diferentes recursos personales con los que cuenta la entidad que, desde la identificación con los valores de la misma, puedan contribuir al cumplimiento de su misión específica sin descuidar al mismo tiempo la realización personal de cada uno de sus miembros.